Alquiler más barato si el inquilino paga la reforma, una nueva fórmula | JREYMA 

Alquiler más barato si el inquilino paga la reforma, una nueva fórmula

Los propietarios de viviendas están hartos de cada vez que se va un inquilino de una vivienda que tienen en alquiler, tener que reformarla. Un problema que muchas veces hacía que al final tuvieran pérdidas, porque adecuar la vivienda por cuenta propia no es barato, sobretodo si además de la reforma hay que cambiar muebles, algún electrodoméstico roto… prácticamente una reforma integral.

La idea al principio fue sugerida por algunos inquilinos. Es una ventaja para él porque puede realizar la reforma a su gusto y realizar la amortización de la inversión de forma más cómoda porque la cuota del alquiler es más baja.

David, por ejemplo tiene puesto en alquiler su piso con esta modalidad en un portal web con el siguiente anuncio:

Piso de 80 metros cuadrados que necesita una reforma integral que costaría entre 15.000€ y 20.000€. Se haría un contrato de 3 años y la cuota de alquiler sería 250€ los 2 primeros años, y 350€ los siguientes.

Se trata de alcanzar un alquiler de larga duración donde ambas partes estén contentas y los inquilinos hagan la remodelación de la vivienda a su gusto.

En este momento podemos encontrar muchos pisos sobretodo de los años 70-80 con este tipo de condiciones, que necesitarían una reforma completa… desde reformar la cocina, el baño hasta el salón.

Casa reformada y nueva cada 5 años

Algunos de los expertos en reformas creen que esta fórmula es la ideal. Pablo, arquitecto de una de estas empresas de reformas ha participado en una rehabilitación de una vivienda destinada a este uso, y sabe que ambas partes están satisfechas.

‘La casa se revaloriza y el inquilino tiene una vivienda a su gusto, y el gasto mensual no se nota tanto’ nos comenta.

Nuestra empresa de reformas de viviendas tiene un acuerdo con varias inmobiliarias y son especialistas en este tipo de reformas integrales. Los clientes suelen pedir reformas parciales como puede ser una reforma del patio o del salón o una completa, donde incluso se llegan a mover tabiques o la distribución.

Una obra integral con materiales de calidad media en el centro de cualquier ciudad de tamaño céntrico, puede rondar sobre los 25.000€, incluyendo el mobiliario, puertas y ventanas.

 

Es muy importante realizar un buen contrato de arrendamiento donde quede todo bien claro y no haya ningún malentendido por ninguna de las partes. El propietario debe asegurarse de que no le dejan la obra a medias y el inquilino debe estar seguro de que va a disfrutar la vivienda, con la reforma realizada al menos 5 años, porque el dueño la necesite para un familiar o cualquier historia. Tenemos que cubrirnos bien las espaldas en todo caso.

Recibe un correo semanal con las nuevas tendencias de decoración e interiorismo:

No te mandaremos spam. Nosotros también lo odiamos.

 

Categoría: Reformas integrales, Tendencias

No hay comentarios, todavía. Sé el primero!

Deja tu comentario